Design Thinking: Proceso

Topic Progress:

Como enfoque, el Design Thinking saca provecho de las capacidades humanas innatas que no se suelen reconocer en su justa medida si se siguen prácticas más convencionales de resolución de problemas (Brown, 2010).

Se considera este proceso como un sistema de «espacios superpuestos» en lugar de una secuencia de pasos ordenados (Brown, 2008) con las siguientes fases:

  • inspiración,
  • ideación
  • e implementación.

Al ir avanzando, se pueden repetir actividades ligadas a la inspiración, la ideación y la implementación mientras el equipo que trabaja en este proceso va avanzando en las ideas que surgen y explorando nuevas direcciones. Por lo tanto, puede parecer caótico, pero los participantes sienten que el proceso tiene sentido y va logrando resultados, a pesar de que su forma difiere de los procesos lineales, más tradicionales, basados en hitos (Brown, 2010) .

Fuente: adaptado de: http://toolkit.designthinking-socialup.eu/es/gu%C3%ADa-de-design-thinking

La inspiración es el primer paso hacia la creación de un producto o servicio. Observar cómo funcionan las cosas y las personas en el mundo real es muy útil para inspirarse.

En la parte de Ideación del proceso, se destaca la importancia de dejar que las ideas fluyan hasta el final de las sesiones de lluvia de ideas. El pensamiento divergente y la afluencia de ideas es lo que conduce a soluciones disruptivas y resulta beneficioso a largo plazo. También es recomendable contar con equipos de personas procedentes de distintos entornos.

La implementación es la clave para la creación del producto o servicio final. En esta parte del proceso la creación de prototipos es extremadamente importante. Las pruebas dentro de un grupo pequeño y bien elegido de usuarios pueden ayudar a crear un producto revolucionario