Introducción

La importancia de la innovación y la creatividad para cualquier organización (persona física o entidad) es indiscutiblemente clave para su supervivencia a largo plazo.
Sin embargo, la mayoría de las organizaciones no tienen una estrategia de innovación formal o un proceso de innovación como parte de sus procedimientos operativos estándar. No solo eso, la mayoría de las organizaciones ni siquiera tienen un proceso para captar y evaluar ideas potencialmente innovadoras que podrían tener un gran impacto tanto en la sostenibilidad a largo plazo como en la renovación esencial de la cartera de la organización.


La innovación dentro de una organización se puede iniciar de tres (3) formas distintas: a través de un proceso formal de generación de ideas, iniciada por el personal o iniciada por el cliente. Independientemente de cómo se desarrolle una idea, todavía se necesita un proceso para capturar, evaluar, procesar y ejecutar una idea. Hay varias razones por las que se necesita innovar, así como varias razones que estimulan la innovación.